//
estás leyendo...
Diego

No más S.O.P.A. boba

Año 2010: la sociedad internauta española se escandaliza porque han transcendido las características de la Ley de Economía Sostenible. El título de la ley es bonito, parece que te venden la solución a la crisis. Concretamente, la ley trata de  la crisis de las grandes multinacionales que gestionan los derechos de autor de películas y cine que desde la aparición de Internet han registrado pérdidas millonarias. Dicho así suena justo: una medida para minimizar las pérdidas económicas del sector de la cultura, pero vista en profundidad la ley Sinde oculta mucha letra pequeña. No se trata de permitir el acceso a la cultura en internet a un precio sostenible sino de fulminar inmediatamente cualquier página de internet que contenga links a webs de descargas mediante una Comisión de Propiedad Intelectual y por tanto sin la intervención de un jurado.

Si bien la descarga ilegal es un delito, pretender eliminar el acceso a la cultura desde internet es obsoleto. Así se decantó el por áquel entonces director de la Academia de Cine Española, Alex de la Iglesia. Inicialmente a favor de la Ley, el cineasta bilbaíno se reunió con internautas y representantes políticos como el Partido Pirata para minimizar los daños de la Ley y garantizar los derechos de libertad de expresión de internet. Cómo era de esperar, las reformas sobre la ley propuestas por el director de la Academia se las pasaron por el Arco del Triunfo, y PSOE, PP y CiU sacaron adelante la ley, aunque en diversas ocasiones fue hundida en el Congreso.

Avancemos al año 2011: Alex de la Iglesia dimite tras la ceremonia de los Premios Goya, no sin antes dar un discurso como Director de la Academia en los que asume que los tiempos han cambiado y que la industria del cine ha de adaptarse. ¿Qué quiere decir? Significa que es inútil frenar el acceso a la cultura desde internet pero si que se pueden hacer reformas para que el acceso esté dentro de la legalidad y a un precio que el consumidor esté dispuesto a pagar. Un iTunes del cine, un videoclub sin salir de casa.

Pero la pobre e indefensa SGAE se enfrentó a un problema. Un problema de 400M de €. Una investigación policial puso a Teddy Bautista en el punto de mira de una operación anticorrupción en la que el director de la Sociedad General de Autores se podía enfrentar a penas de hasta 10 años de cárcel por apropiación indebida. A pesar de qué con su talento musical innato bien podría el señor Bautista haber ganado tanto dinero ( #ironyON ) parece ser que el símbolo del dólar le nubló la vista y decidió quedarse algo, qué con los tiempos que corren todo es poco. Los “hackivistas” de Anonymous lo celebraban con cava en la puerta de la SGAE, un brindis amargo ya que la Ley Sinde no se vió afectada por la trama de corrupción.

Debemos avanzar a otoño, cuándo el PSOE daba sus últimos coletazos en el gobierno en medio de un auténtico caos económico y Zapatero andaba escondido en algún rincón de la Moncloa para no entorpecer en la precampaña electoral. ¿Qué debe hacer un partido que se ha gando altos índices de impopularidad para detener la sangría de votantes?. Cabía de esperar que los últimos instantes del PSOE al poder estuvieran plagados de la aprobación de medidas populistas. ¿Qué será? ¿La dación en pago? ¿Reforma de la ley electoral tal vez?. Pues no, mire ushté. En los periódicos se pudo leer que el PSOE trató de aprobar la ley Sinde. Otra vez. Y está vez la dejó sentenciada, preparada en el despacho del siguiente gobierno para ser aprobada.  Dado que el nuevo presidente que salío de las urnas el 20N, el señor Mariano Rajoy tiene el tema del empleo dominado por su programa mágico y sus medidas por todos conocidas, decidió que acabar con los “piratash informaticosh” era de lo más urgente y una de las primeras medidas del Gobierno del cambio fue aprobar la Ley Sinde, con otro nombre pero el mismo contenido.

Tras tantos intentos para su aprobación inmediata, me pregunto ¿Tan urgente era la Ley Sinde? La respuesta, con permiso de Alejandro Sanz y la dura hipoteca en Miami a la que se enfrenta (no he apagado la ironía, recuerden), es no. En un ambiente de crisis tan grave como el español hay otras reformas que necesitan más urgencia. Es a la vez humillante ver como PSOE, PP y la ¿tercera? fuerza política CiU sólo se ponen de acuerdo a la hora de tomar decisiones de las que poco beneficio obtenemos los de abajo. Sólo se puede explicar tanta insistencia para aprobar una ley si colocamos a alguien manejando los hilos en la sombra. Y Wikileaks reveló quién era. La Ley de Economía Sostenible no la gestiono Sinde, ni tampoco Rubalcaba que parece que el pobre siempre está detrás de todo según que medios. La Ley Sinde se gestionó en EEUU, el país de las oportunidades y de los monumentos a valores que parecen olvidados en el que la industria de la cultura y la lucha antipiratería son prioritarias antes que el cierre de Guantánamo o la abolición de la pena de muerte. Las grandes empresas discográficas y cinematográficas llevan años presionando al Gobierno estadounidense para controlar el flujo de sus productos por internet. La presión para la puesta en marcha de la Ley Sinde sólo se entiende si se tiene en cuenta que los españoles estamos en el TOP 5 de descargas ilegales (otro miembro del quinteto pirata es Canadá, y digo yo que podían haber ido a por ellos que les pilla más cerca… ¿no?) y que por tanto somos una sangría económica para las poderosas multinacionales de cultura estadounidenses.

Es hora de volver al presente, al 2012. No sé que se predijo que pasaría hoy, porque cuándo me he ido a descargar el calendario maya desde MegaUpload me he encontrado con el mismo mensaje del aeropuerto de Castellón: cerrado, por chorizos. Aunque el caso Fabra merece un estudio aparte, lo de Megaupload nos ha pillado por sorpresa a todos, incluido a Ted Mosby que ya puede ir acelerando si tiene la esperanza de que en España sepamos quién es su mujer. El porqué del impacto de la noticia está claro: es una muestra clara de lo que podría pasar con la ley Sinde o la ley SOPA en funcionamiento: de un día a otro decenas de miles de páginas podrían cerrar, lo cuál más que una lucha contra la piratería, es una agresión a la libertad de expresión sin precedentes en la web. Si a la ley Sinde se encontró con la oposición de varios intelectuales españoles y del ya mencionado Álex de la Iglesia, la protesta contra la SOPA sólo está a la altura de Mafalda. Auténticos gigantes de la red como son Google, Wikipedia y  Mark Zuckerberg, protestaron el dia 18 de Enero masivamente, cancelando temporalmente sus servicios como es el caso de la enciclopedia o emitiendo comunicados como hicieron Google y el fundador de Facebook. Un día después de la gran protesta en la red, el FBI cerró MegaUpload, acusados de delitos de piratería  500M de € en pérdidas (es decir, relativamente poco más de lo que nuesta SGAE hizo desaparecer). La respuesta social no se hizo esperar y la noticia ocupó durante toda la noche y buena parte del día de hoy los Trending Topics globales, además de los ataques que los “hacktivistas” de Anonymous dirigieron contra páginas específicas, entre otras, la del FBI. La conclusión: el día 20 se retiró indefinidamente la Ley SOPA hasta que haya consenso, lo que entre paréntesis podría significar su retirada para siempre.

A estas alturas hay que ser idiota para creer que con leyes que amparen la censura o la limitación de nuestras libertades se va a conseguir avanzar hacia algún acuerdo real sobre la piratería. La solución que el mundo digital pide y que los autores necesitan es una plataforma en la red de acceso a la cultura a precios razonables. No pedimos que sea gratis, pero esperamos que no se nos pida pagar 20€ por un CD o una película. Los ingresos serán menos, de acuerdo. Pero para información de Alejandro Sanz, hay sitios más baratos que Miami.

Anuncios

Acerca de Diego Alonso

Haber emigrado a Francia no me ha quitado las ganas ni de crear ni de informar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: