//
estás leyendo...
Andrés

¿Qué es el #25S?

Hablaba mi colega Burri el otro día sobre el 25S, poniendo como ejemplo a Islandia, y comparando la movilización que consiguió la dimisión del gobierno allí con lo que se pretende hacer el 25 de Septiembre en nuestro país.

Yo pretendo reflexionar también en esta entrada sobre esta convocatoria.

Y como en todo, hay que empezar por definir qué es el 25S, o al menos, qué pretende ser.

Y la verdad, yo puedo saber lo mismo que vosotros. Las convocatorias ciudadanas, en contraste con las sindicales, no tienen una definición tan precisa, unos organizadores con pasta para pagar campañas, coches con megáfonos, o carteles.

Sus megáfonos son la gente que se interesa por lo que la convocatoria propone.
Y la definición de lo que es la convocatoria y sus objetivos se perfila en base a la aportación y las opiniones de todo el que quiera participar, no siguiendo las decisiones de un líder como en el caso de los sindicatos.

Es decir, su carácter netamente democrático puede ser un obstáculo… pero también su mayor arma.

Y precisamente esto es lo que ha sucedido con la convocatoria del 25S, diversos colectivos se reunieron con sus convocantes (la “Plataforma ¡En Pie!”) y acabaron creando una “Coordinadora 25S” en la que todos los colectivos trabajen juntos para impulsar la convocatoria.

Cartel llamando a rodear el Congreso el #25S

Juan Luis Sánchez, periodista que ha dado cobertura a todo lo relacionado con el 15M, nos contaba cómo el 25S se reinventó para, básicamente, conseguir que la convocatoria tuviera un carácter democrático, inclusivo y sobre todo, fuese más concreta.

Todos estos movimientos se deben a las alarmas que saltaron en torno a la acción planeada, pues muchos la descalificaron aduciendo que estaba orquestada por la ultraderecha, a pesar de que sus convocantes lo desmintieran.

No hace falta ser un lumbreras (ni un conspiranoico) para pensar que a mucha gente no le interesa que estemos informados sobre qué se pretende hacer ese día, por lo cual no me extraña que intenten sembrar dudas en torno a los convocantes.

Pero, como hemos visto antes, la acción ahora está ligada de una forma bastante nítida al Movimiento 15M.

Vale, ¿pero esto nos aclara algo sobre el 25S?

Bueno, podríais leeros el larguísimo documento que especifica qué se quiere hacer el 25S, pero me voy a permitir la licencia de explicaros brevemente qué se pretende hacer ese día, por qué y con qué objetivos.

La primera de las dudas: ¿Qué se quiere hacer el 25S?

Lo que los convocantes dicen es que quieren llamar a toda la ciudadanía a manifestarse el martes 25 de Septiembre, concretamente, rodeando el Congreso.

¿Por qué ese día?

Porque ese día, el martes, el Congreso estará reunido, ya que hay sesión plenaria.
Protestar contra un hemiciclo vacío es simbólico… pero más simbólico es protestar en las inmediaciones de un Congreso en el que se encuentra el gobierno.

Esto presenta un problema: Manifestarse frente al Congreso de los diputados es un delito tipificado en el Código Penal, puesto que se entiende que puede incurrirse en una coacción a las decisiones tomadas en la cámara baja.

Pero esto ya ha ocurrido otras veces. En julio, cuando Rajoy anunció la nueva oleada de recortes de su gobierno, varios funcionarios se manifestaron durante esos días en las calles de Madrid, algunos incluso frente al Congreso. ¿Qué pasó? Que el Congreso fue casi blindado a base de vallas y policía, pero los funcionarios no sufrieron detención o multa alguna.

Es decir, realmente con la situación que hay, estas manifestaciones son hasta comprensibles, y el gobierno lo sabe y hace la vista gorda para no caldear más el ambiente.

Cartel 25S rodeando el congreso.

¿Qué pedirán los manifestantes?

Lo que los convocantes quieren exigir ese día se puede resumir en tres sencillos puntos:

1.  Dimisión del gobierno

2. Disolución de las Cortes

3. Apertura de nuevo proceso constituyente

¿Por qué? ¿Con qué objetivos?

Los convocantes quieren así abrir un proceso de cambio completo de nuestra Sociedad. Un cambio profundo que encamine a nuestro país a un futuro más justo y democrático.

El gobierno no es un gobierno legítimo. Ha llegado al poder gracias a mentiras, negando lo que luego ha acabado haciendo y lo que es peor, sin dar la cara más tarde (Sin ir más lejos, Rajoy no ha celebrado un debate de la nación este año, como es costumbre).

Pero es que además, el gobierno ha llegado al poder con una mayoría absoluta inmerecida, pues no consiguió más del 50% de los votos en las elecciones. Es decir, es ilegítimo doblemente: Porque mintió a los electores y porque tiene más poder del que debería.

Como ciudadanos que somos, tenemos el derecho a ejercer nuestra soberanía (consagrada en la Constitución, esa misma que reforman en 3 días sin consultarnos) para cambiar esta situación.

Por eso, el 25S se quiere exigir la dimisión del gobierno. Un gobierno que sólo nos lleva a la miseria con sus recortes, que sólo tienen el objetivo de obedecer a la Unión Europea y salvar a los banqueros avariciosos. Es decir, unos recortes que van sólo contra los más desfavorecidos.

Pero además, también se exigirá la disolución de las Cortes (Congreso y Senado), porque no tienen un carácter representativo justo y proporcional, como demuestra el hecho de que un gobierno tenga mayoría absoluta sólo con el apoyo de un 44% de los votantes o que un partido con el 4% de los votos tenga más escaños que uno con casi el 7% en las pasadas elecciones (como es el caso de CiU e IU, respectivamente).

¿Todo esto encaminado hacia qué?

Se pretende celebrar elecciones de nuevo, con una ley electoral más justa y proporcional, para abrir un proceso constituyente. Porque nuestra Constitución tiene lagunas, fallos y agujeros. Porque no la hemos votado una inmensa mayoría de los ciudadanos.

Porque, o reformamos todo el sistema ahora o el antiguo y anquilosado sistema nos llevará por delante.

Pero es necesario que esa Constitución sea un proceso abierto y en el que participe la ciudadanía, y no una mera transacción en la que los políticos hagan y deshagan a su gusto y con sus propios intereses en juego para luego presentarla a los ciudadanos, que sólo puedan decir Sí o No.

¿Y cómo vamos a redactar una Constitución abierta a los ciudadanos?

Y una vez más hay que responder de la misma manera: Como en Islandia.

Protesta frente al Parlamento islandés para exigir la dimisión del Gobierno durante la crisis financiera, en noviembre de 2008.

En Islandia se ha escogido a un Consejo Constitucional de 25 ciudadanos (hay que tener en cuenta que la población islandesa es mucho menor que la de nuestro país, y en cualquier caso el número y las formas son adaptables, si bien lo importante es la esencia de la idea),
estos ciudadanos han sido escogidos por sus convecinos y son en cierta forma sus brazos ejecutores, pues a través de las redes sociales e internet se lleva a cabo un proceso transparente en el que los ciudadanos pueden ir proponiendo temas sobre la mesa.

La idea es buena y extrapolable, además de democrática y mucho más representativa de los intereses ciudadanos.

¿Y después qué?

Si se consiguieran, después de días y días de tener el Congreso rodeado por miles y miles de ciudadanos, estos objetivos, se supone que empezaríamos de cero.

Empezaríamos de cero con otras reglas, en las que los ciudadanos no pagaríamos con los recortes los desmanes de los políticos y los banqueros. Y sobre todo, sentaríamos las bases para que no se volviera a repetir algo parecido.

Ahora, está en nuestra mano trabajar para que esto suceda, para concretar objetivos, exigencias y metas del 25S.
Su coordinadora acepta sugerencias, y está abierta al debate para concretar todo lo que se pretende.

Tú decides; sé que es difícil; sé que suena utópico. Pero también sonaba utópico que miles de personas salieran a las calles el 15M. También sonaba utópico parar desahucios o juzgar a los banqueros.

Puedes dejar que todo siga de mal en peor… O apostarlo todo por el futuro.

Si quieres estar al tanto de todo lo que ocurre en torno al 25S, puedes informarte a través de Twitter, siguiendo a @Coordinadora25S@OcupaElCongreso o a @RodeaElCongreso

Ampliación:

Además, la propia Coordinadora del 25S ofrece una serie de preguntas frecuentes sobre la convocatoria, con cierto tono de humor muy recomendable.

Y, por si no podéis tomar parte en la convocatoria para Madrid, también se están organizando acciones en otras ciudades

En Twitter: @Andrewblasco

Anuncios

Acerca de Andrew Blasco

Un estudiante de psicología interesado por la política. Me gusta entender las cosas, y explicarlas.

Comentarios

3 comentarios en “¿Qué es el #25S?

  1. Gracias, lo añado a la entrada. Han empezado a funcionar hoy y por lo que veo, con muy buen resultado =)

    Publicado por andrewblasco | 30 de agosto de 2012, 23:19
  2. Y, ahora, además, siguiendo a @Coordinadora25S 😉

    Publicado por Mercedes | 30 de agosto de 2012, 23:00

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Debatimos | Coordinadora #25s - 3 de septiembre de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: